Preguntas Frecuentes

Estamos aquí para responder tus preguntas

Hasta hace algunos años, los médicos y los pacientes confiaban en tratamientos y análisis tradicionales para diagnosticar y tratar una enfermedad

En cáncer esto incluía  quimioterapias, radioterapias y cirugías, dirigidos principalmente a combatir un tipo u origen particular de cáncer (por ejemplo, cáncer de mama, ovario o colon) en lugar de enfocarse en la naturaleza única del cáncer de cada paciente individual.

Es una realidad que pacientes con el mismo diagnóstico de cáncer muy improbablemente compartan las mismas variantes genéticas sino que también es improbable que tengan reacciones similares a tratamientos idénticos. Por lo tanto, el cáncer debe de ser visto como una enfermedad personal, con tratamientos y diferentes tipos de prevención personalizados para cada individuo.

Teniendo en cuenta que cada persona es única y responde a una genética particular.

En casos de enfermedad se puede ajustar tratamientos a un nivel molecular por individuo.

Esta es medicina personalizada y está disponible ahora, conoce a nuestros aliados estratégicos

Según la OMS, Prevención se define como las “medidas destinadas no solamente a prevenir la aparición de la enfermedad, tales como la reducción de factores de riesgo, sino también a detener su avance y atenuar sus consecuencias una vez establecida”

Las actividades preventivas se pueden clasificar en tres niveles:

  • Prevención primaria: evitar la enfermedad
  • Prevención secundaria: intervenir en la evolución natural de la enfermedad
  • Prevención terciaria: mejorar la calidad y esperanza de vida

El poder encontrar el cáncer cuando se encuentra en sus inicios a menudo permite contar con más opciones de tratamiento. En algunos casos de la enfermedad en etapa inicial surgen signos y síntomas que pueden ser notados, pero no siempre es así, por este motivo se confía mucho más en pruebas de diagnóstico molecular que son específicas y exactas.

El propósito de la detección temprana es detectar el cáncer cuando está localizado en el órgano de origen y antes de que invada tejidos para poder tomar mecanismos de acción para una adecuada prevención.

Los programas de detección temprana del cáncer tienen dos componentes principales: diagnóstico temprano y tamizaje. Se estima que en todo el mundo, casi un tercio de todos los cánceres son susceptibles de detección temprana y de posible cura con un tratamiento.